Lechuga baby ¿En qué se caracteriza su dulzor?

Lechuga baby ¿En qué se caracteriza su dulzor?

Comprar lechuga baby es una elección novedosa si queremos descubrir cómo es el sabor de una verdura que, por su aspecto, puede resultar familiar pero con un tamaño bastante más reducido. Además, sus hojas se presentan más apretadas y abullonadas.

Las diferencias más allá del tamaño

La lechuga baby es una lechuga que estéticamente se asemeja bastante a la lechuga romana, aunque de unas dimensiones más pequeñas. Esa es, a primera vista, su mayor diferencia, pero también se distinguen por su sabor. El gusto de la pequeña lechuga de la variedad littet gem es más dulce que el de las de mayor tamaño.

A la hora de elegir una verdura para cocinar un plato, la variedad es infinita. Si buscamos una verdura para preparar una ensalada, las opciones siguen siendo muy extensas. Una lechuga pequeña nos puede aportar un toque visual original, hacer el plato más especial o incluso más divertido cuando se cocina para niños. En cuanto al sabor, un plus de dulzor lo agradecen muchos comensales. Además, existen recetas particulares para esta lechuga.

Cultivo de la lechuga baby

Si queremos ir más allá de comprar esta verdura y nos decidimos por cultivarla en nuestro propio huerto, es aconsejable tener en cuenta algunos datos destacables. Es un alimento de cultivo relativamente sencillo , ya que en cuanto a la luz o las condiciones del suelo no resulta muy exigente. Es aconsejable remover la tierra de vez en cuando para evitar las malas hierbas.

Y en la temperatura tampoco se trata de un cultivo muy delicado. Oscilará entre 5º y 35º (aunque lo ideal es entre 15º y 25º). Se siembra de enero a abril y de agosto a noviembre y se cosecha en cualquier momento del año (menos en las épocas más calurosas).

Comprar lechuga baby o cultivarla siempre es una experiencia sorprendente, tanto por su aspecto como por su agradable sabor. Visita nuestro catálogo y descubre nuestras ofertas.

All comments